fbpx

Un paraíso termal en las Dolomitas

Un paraíso termal en las Dolomitas

El agosto pasado hicimos un roadtrip en coche desde Madrid hasta Dolomitas, parando por un montón de sitios impresionantes que os contaré en otro post. Lo mejor es que no llevábamos nada planificado, bueno sí, el destino final, pero la ruta fuimos improvisándola día a día.

Teníamos 20 días de vacaciones, y si algo sabíamos es que no queríamos pegarnos la paliza conduciendo a la vuelta así que, contabilizamos los kilómetros que como mínimo teníamos que hacer al día, y alrededor de esa zona buscábamos alojamiento.

De esta manera llegamos al camping de Rosengarten al pie de las montañas que llevan ese mismo nombre y que pertenecen a las Dolomitas, y así fue como descubrimos el paraíso termal, una increíble instalación llamada “QC Termas Dolomitas” ubicada en un paisaje espectacular y que merece cuanto menos, una parada.

 

Visitar las Dolomitas

 

¿Por qué tienen tanta fama Las Dolomitas?

Voy al grano, después de muchos kilómetros y paisajes preciosos llegamos a ¡las famosas Dolomitas! Aquí nos dimos cuenta de que solo con ver el espectáculo que nos brindaba la montaña cada día, el viaje ya había merecido la pena. Verdaderamente no decepcionan.

Las Dolomitas son una cadena montañosa de Italia muy conocidas por su grandiosidad y belleza. Cuentan con más de 18 cimas por encima de los 3.000 metros, y todas poseen formas únicas, muy diferentes unas de otras, de hecho están declaradas Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en el año 2009.

Pero, si algo te llama la atención, es su color. Debido a un mineral conocido como Dolomita, tienen una tonalidad blanquecina que tanto al amanecer como con la puesta de sol se vuelve de un color rosa pastel precioso que las envuelve en un halo de magia hipnotizante.

 

Visitar las Dolomitas

 

De hecho, hay una leyenda que cuenta que el rey Laurin tenía un jardín de rosas en los picos de las montañas Rosengarten en Dolomitas. El jardín era tan bonito que atrajo la curiosidad del principe de Latemar quien se acercó a ver las rosas, pero se encontró a la Princesa Ladina y la raptó. El rey, súper furioso lanzó un hechizo para convertir en invisible el jardín.

Hoy, la única forma de ver el jardín es gracias a un fenómeno natural conocido como el “Enrosadira”, que hace que las cimas resplandezcan en color rosa tanto al amanecer como con la puesta de sol. Esa luz mágica, junto con el contraste del verdor de los campos hace que el paisaje sea pura ficción.

Y lo mejor es que si te gusta la montaña, en la zona se pueden hacer un montón de actividades, desde senderismo (hay cientos de remontes y telecabinas que funcionan todos los días), paseos en bicicleta, escalada…etc.

 

Una parada imprescindible: Valle di Fasa en Trentino

Nosotros descubrimos el Valle di Fassa en Trentino (es una de las 3 regiones  que comprenden Dolomitas) un poco por casualidad porque llamamos a varios campings de la zona y el de Catinaccio Rosengarten fue el único que tenía parcelas disponibles. Ese es uno de los handicaps de viajar en agosto sin reserva, que puede que esté todo a tope, o que te toque pagar una pasta por dormir en un sitio que no te apetezca.

Pero en general, con Google Maps puedes ir viendo que campings hay en la ruta y solo tienes que ir llamando, eso sí hay veces que llamábamos hasta a 6 o 7 diferentes. Como consejo, porque muchos no reservan con antelación, intentad presentaros pronto en los campings, suelen abrir a las 12h00.

El camping Rosengarten fue un acierto. Resulta que frente a nuestra parcela, cruzaba un río y al otro lado se encontraban las Termas QC Dolomitas. Simplemente la ubicación y las instalaciones exteriores me tenían fascinada así que uno de los días que llegábamos destrozados de una excursión, decidimos darnos un capricho y regenerar nuestra mente y nuestro cuerpo en este templo del bienestar. ¡Y qué acierto!

 

Termas QC Dolomitas

Termas QC Dolomitas

Las ‘Termas QC Dolomitas’ son un placer para los sentidos

Sorpresa, esa es la palabra que resume mi experiencia en este palacio del bienestar. Y mira que no es la primera vez que voy a un SPA súper cool y moderno, pero el efecto con el que sales después de unas horas es tan brutal que no conozco nada parecido. Es el balance perfecto para el bienestar interior y la armonía de los sentidos.

Las termas se han construido para que generen el mínimo impacto posible en el medio. Combinan la elegancia de la arquitectura en perfecto equilibrio con el paisaje, la utilización de materiales sostenibles y la tecnología más moderna para ofrecer en 4300 metros cuadrados, tres niveles de bienestar e innumerables caminos multisensoriales que complacen momentos de placer y de relajación total.

 

Termas QC Dolomitas

Termas QC Dolomitas

 

Tratamientos súper innovadores en armonía con la sostenibilidad del medio ambiente

Me llamó la atención lo cuidado que tienen cada sala, saunas con olor a lavanda donde te tumbas en literas de maderas, camas de presión que alternan diferentes intensidades y colores, piscinas que simulan lluvias tropicales con el sonido de los pájaros, cascadas impresionantes que surgen de la pared como si nada, biosaunas, baño japonés, cromoterapia…

Cada sala te recompensa con una experiencia diferente en la que todos los sentidos están incluidos. Pero esto no es todo, el ambiente de las montañas siempre ayuda a que te relajes por eso la parte exterior está pensada para que conectes con la naturaleza y te puedas dar un baño a la luz de la luna, o meterte en un barril con burbujas o en una sauna con vistas a las impresionantes montañas de Rosengarten.

Mientras tanto no olvides dejar tu albornoz en los percheros calefactables, así cuando salgas del agua en la piscina exterior no notarás tanto contraste de temperaturas.

 

Termas QC Dolomitas

Termas QC Dolomitas

Disfruta de un AperiTerme

Después de estar tanto tiempo a remojo es normal que te entre un poco de hambre. No te preocupes, tienen una sala con un buffet súper completo de frutas, quesos típicos de la zona y verduras para que recuperes energía mientras te tomas un zumo o un champagne rosado.

 

Termas QC Dolomitas

 

Áreas de relajación

Cuando piensas que ya lo has visto todo y que es hora de irse a casa, descubres una planta entera con habitaciones enfocadas exclusivamente para que te relajes (por si no lo estuviras ya). Camas que cuelgan del techo, camas de agua en una atmósfera muy tenue…

Y salas de sal con las paredes cubiertas de sal blanca y rosa del Himalaya que debido a las temperaturas constantes de 20-25 grados y la alta humedad reproducen las condiciones de la playa. Dicen que las propiedades de estas micro partículas de sal que flotan en el aire tienen muchos beneficios y que unos 45 minutos dentro de esta gruta de sal es equivalente a 3 días en el mar.

 

Termas QC Dolomitas sala de relajacion

Termas QC Dolomitas sala de sal

 

Por último, una sala con una luz más blanca para que te vayas desperezando de este sueño, y seas consciente de que es hora de ducharse y volver a casa (en nuestro caso al camping), a cenar y ¡a dormir como enanos!

Un experiencia que os recomiendo a todos los que hayáis pensado descubrir esta zona tan bonita conocida también como el Tirol italiano.

https://www.qcterme.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *