Viajar a Poitiers y Futuroscope

Viajar a Poitiers y Futuroscope

No me acuerdo muy bien cuál fue el detonante, pero de repente en mi cabeza solo había una idea, la de inscribirme a mi primer Travel Bloggers Meeting que este año celebraba su décimo aniversario en Poitiers.

¿De qué va esto? TBM es un encuentro informal que reúne periódicamente a blogueros de viaje de España, Sudamérica y Europa durante unos días en una ciudad distinta. Su idea no es solo que conozcas el destino, también realizan jornadas de networking donde se potencia la conversación viajera, y por supuesto, lo mejor, es una oportunidad para conocer bloggers de viajes con las mismas inquietudes que tú.

Aunque llegué sola y sin conocer a nadie, la verdad que la experiencia fue inolvidable. Descubrí una ciudad fascinante y gente súper variopinta, pero todos con un denominador común, nos encanta viajar.

Para llegar a Poitiers, ciudad situada en la región de Nueva Aquitania a medio camino entre España y París, cogí un vuelo con Raynair con destino Burdeos, que por cierto, bien merece una parada, y desde allí el tren hasta Poitiers. Era mi primera vez en esta ciudad, sin embargo me sonaba porque con el instituto hace más de 15 años, hicimos un intercambio y nos llevaron a Futuroscope. Ahora me alegro de poder afirmar que Poitiers es mucho más que el parque temático.

Descubriendo Poitiers


Conocida como la «ciudad de los 100 campanarios», sus monumentos de estilo románico evocan el rico pasado medieval.


Ubicada en un precioso enclave a orillas del río Claín, con menos de 100.000 habitantes, Poitiers es una ciudad con carácter que seduce a todo el que la visita por su patrimonio y su arquitectura. De hecho, sorprende que una ciudad que esconde más de 2000 años de historia y cuenta con más de 80 monumentos históricos, sea tan poco conocida, por lo menos, fuera de Francia.

Perderse entre sus sinuosas calles, pasear por el centro histórico con sus casas de madera entramada, palacetes con torreones y hoteles con encanto, descubrir sus preciosos parques y sus hermosas plazas como la del Ayuntamiento donde puedes sentarte a tomar algo en alguna de sus terrazas, es una delicia. Y tiene el tamaño ideal para recorrerla a pie o en bicicleta, por lo que es comodísima.

Tras un paseo, percibes rápidamente que Poitiers es una ciudad con mucha calidad de vida. Han invertido mucho dinero en tenerla bonita y cuidada, eso es así.

Además, es una ciudad universitaria (la 2ª más antigua después de La Soborna de París) por lo que para ser una ciudad pequeña, sorprende la vida nocturna que tiene comparada con otras ciudades francesas, igual que su ocio. Disfrutan de una amplia oferta cultural y espectáculos de danza, música, teatro, exposiciones… todo el año.

Tres circuitos históricos:

Para facilitarte la visita a la ciudad y conocer los principales monumentos, desde la oficina de turismo de Poitiers te ofrecen 3 circuitos históricos señalizados con diferentes colores. Acércate a la oficina a por el plano y sigue los recorridos, ¡es muy sencillo!

Los itinerarios salen desde el corazón de la ciudad donde se encuentran dos obras maestras que te dejan con la boca abierta, por una parte, la Iglesia Notre-Dame-la-Grande, es toda una joya del arte románico con su célebre fachada esculpida en la 1ª mitad del siglo XII muestra preciosas esculturas que todavía mantienen antiguas trazas de policromías y que como un libro cuentan la historia de la Biblia. Al caer la noche en verano ofrece un precioso espectáculo de luces que se proyectan precisamente en la fachada. En su interior hay que ver la preciosa decoración mural de la bóveda.

La otra visita imperdible es El Palacio de los Condes de Poitiers donde vivieron los poderosos condes de Poitou en la Edad Media (allí vivió Leonor de Aquitania, quien se casara con el rey de Francia Luis VII, y luego con el rey de Inglaterra). Se visita el Salón de Los Pasos Perdidos con una pared de chimeneas reconstruidas y la torre Maubergeon.

1er itinerario: El Barrio Episcopal

EEn este circuito que discurre entre casas, hoteles particulares muy pintorescos como el Hôtel de Rochefort y el Hôtel de Briey, descubrirás alguno de los principales edificios de la ciudad como la catedral Saint-Pierre (excepcional por sus dimensiones, por su forma de iglesia-mercado y su prebisterio plano fue el primer monumento gótico de la ciudad. Merece la pena su preciosa vidriera del siglo XII y su órgano clásico) y el Baptisterio Saint-Jean (con su precioso conjunto de pinturas murales de los s. XII y XIII)

2º itinerario: Barrio Montierneuf

Descubre encantadoras plazas, iglesias como Saint-Jean-de-Montierneuf y casitas estrechas con patios y jardines interiores.

3º itinerario: Barrio Saint-Hilaire

Lleva el nombre del primer obispo conocido de Poitiers, y te enseña diferentes lugares relacionados con él, así como la iglesia Saint-Hilaire-Le-Grand, patrimonio mundial de la Unesco, el precioso Ayuntamiento con su espectacular fachada del 1875 de estilo renacentista, y el parque Blossac (que a mí me enamoró).

Aunque Poitiers es una ciudad con un montón de historia, en el s.XX se construyeron edificios modernos que contrastan con las casitas de madera. Desde la oficina de turismo te proponen otro recorrido por la ciudad moderna en el que no te puedes perder: TAP el teatro y auditorio de Poitiers (foto de portada), la Mediateca, Viaduc Léon Blum, la plaza Aristide Briand o la del Maréchal Leclerc.

¿Quieres saber dónde sacar las mejores fotos en Poitiers?

Desde la plaza Charles de Gaulle Notre-Dame en pleno centro de Poitiers tienes unas vistas espectaculares de la fachada de la iglesia y de las casas típicas con el entramado de madera en la esquina de la calle de Regratterie.

El panorama Des Dunes. Cruzando el puente Neuf cerca del cuartel Aboville, encontrarás unas preciosas vistas desde lo alto, donde contemplar el paisaje y la ciudad de los cien campanarios. También visible desde el bulevar Coligny a los pies de Notre Dame des Dunes.

Sube a la última planta del parking Carnot, número 22 de la calle Sadi Carnot. Por la noche la luz es mágica. Desde el viaducto Léon Blum también tienes unas vistas magníficas que compensan el paseo.

Curiosidades de Poitiers

Si quieres ir de compras, merece la pena acercarse al Zara de Poitiers porque se construyó en medio de las ruinas de una antigua capilla franciscana de la que podrás ver los restos. 4 rue Henri Oudin.

¿Sabías que en Poitiers también tienen su propia estatua de la libertad? Construida en la plaza de La Liberté, en recuerdo de las últimas palabras pronunciadas por el general Berton «¡Viva la libertad!» antes de ser guillotinado en 1833 por conspirar contra el rey Luis XVIII.

Existe una réplica del Manneken-pis de Bélgica en una comisaria. Tras la ofensiva alemana en 1940, los belgas eligieron Poitiers como capital de Bélgica durante 26 días, y en agradecimiento regalan a la policia francesa una réplica de esta estatua que puedes ver en 38 rue de la Marne.

Futuroscope ¡ni te lo imaginas!

Después de todo lo que te he contado, no puedes irte sin conocer Futuroscope, así que reserva al menos un día (o dos) para su visita.

Recuerdo que cuando estuve por primera vez aluciné, me recordaba a la Expo, con enormes pabellones y pantallas gigantes, pero mucho más divertido y en 3D.

Hoy esas pantallas gigantes además de efectos 3D, ofrecen sensaciones en 4D y realidad virtual en 5D convertiendo la innovación en un juego (y no solo de pequeños).

Futuroscope ofrece más de 25 atracciones como «El Viaje Extraordinario» mi atracción favorita del parque que está inspirada en La Vuelta al mundo en 80 días de Julio Verne y propone dar una vuelta al mundo en 4 minutos pasando por Himalaya o el Taj Mahal. Simulan un salto desde un rascacielos de Dubái, planear por encima del desierto… Una experiencia de verdad alucinante con las que disfrutarás con los cinco sentidos.

Otra atracción imprescindible es la de «Baila con los Robots» donde al ritmo de la música del DJ Martin Solveig bailas como si estuvieras en la discoteca de moda, pero con los robots, «Arthur, la aventura 4D», o «Sébastien Loeb Racing Xperience» donde te conviertes en el copiloto del campeón del mundo de rallies en una carrera contrarreloj, son otras de las atracciones que más éxito tienen.

Después de un día intenso en emociones, el colofón final se realiza junto al lago y se trata de un impresionante espectáculo de luz y sonido «La forge aux etoiles» creado por el Circo del Sol.

Dormir en Poitiers

Yo me alojé en el Ibis Styles Poitiers Centre. Las habitaciones son súper amplias, la decoración muy moderna y el desayuno estaba estupendo.


Si buscas más información, no dudes en visitar la web de la oficina de turismo de Poitiers, además ofrecen visitas guiadas por la ciudad todos los días. http://www.ot-poitiers.fr

http://www.poitiers-turismo.com/inicio/descubrir/patrimonio/poitiersinteractivo.aspx

https://travelbloggersmeeting.com/


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *