Ruta los Pilones

Ruta los Pilones

Este fin de semana tocaba escaparse al Valle del Jerte (Cáceres) para conocerlo en cerecera –momento en que se recoge la cereza- y volvemos encantados. Los árboles parecía que iban a explotar de la cantidad de cerezas que tenían y es que prácticamente sin bajarte del coche, sacando el brazo llegabas a coger cerezas, en plan barra libre. Eso sí, sin cantearse demasiado que a nadie le gusta que le asalten el huerto. De hecho las cooperativas te venden cajas de 2kg desde 4€ que sinceramente para el trabajo que tiene coger la cereza del árbol, y lo buenas que están, me parece un regalo. Echa un vistacillo a las fotos, aquí.

Pero lo mejor del fin de semana no ha sido la cereza, sino que hemos visitado unas pozas, que pueden ser -sin vacilar- las más bonitas de España. Se trata de la Ruta de los Pilones que desemboca en la Reserva Natural de la Garganta de los Infiernos, un senderismo súper ameno que encima tiene premio final: un chapuzón en un verdadero spa natural formado por 13 piscinas de aguas cristalinas, ¿se puede pedir más?

DSC02891

EL RECORRIDO

Sale desde el Centro de Interpretación de la fauna y flora de la Reserva Natural de la Garganta de los Infiernos, asciende entre robles hasta el mirador del Chorrero de la Virgen, y llega al paraje de los Pilones, donde puedes darte ese chapuzón tan merecido que te comentaba. Hasta aquí tienes unos 3km, pero si quieres caminar más, puedes continuar las marcas de la Ruta de la Garganta de los Infierno que es una ruta circular y son en total unos 16km.

Lo que hace tan atractivo, incluso singular a esta zona son sus gargantas y pozas también conocidas como “Marmitas de Gigante”. El responsable de estas curiosas formas que parecen verdaderos spas no es otro que el fuerte caudal del río Jerte que baja desde las cumbres debido al deshielo erosionando la roca. De esa manera y con el paso de los años el granito se ha ido esculpiendo, dando lugar a suaves formas que parecen verdaderos toboganes y pequeñas piscinas.

Además gracias a la corriente, y a los remolinos, las piedras están redondeadas y suaves perfectas para sentarte mientras un pequeño salto de agua te masajea la espalda.

DSC02987

RECOMENDACIONES

Si quieres una poza para ti solito vas a tener que andar un poco más, las pozas VIP se pagan con sudor… Es broma, pero como todo, la mayoría de la gente -sobre todo si van con niños pequeños- se quedan en las primeras pozas que son las más accesibles, si no te importa seguir caminando unos 15 minutos más siguiendo la ruta circular (hay que cruzar el puente) y ascender por la ladera derecha del río, se llega a otra zona de pozas igual no tan espectaculares como las primeras, pero también de aguas cristalinas y rodeadas de un paisaje precioso.

Recuerda que no hay bares ni restaurantes por lo que es recomendable siempre llevar agua y comida (si hay una fuente). Tampoco está de más llevar cangrejeras para no resbalarse por las rocas. Si vas con tu mascota acuérdate que debe ir atada durante todo el camino.

 

Echa un vistacillo a las fotos y los vídeos de la Cerecera aquí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *