Imprescindibles de Viena

Imprescindibles de Viena

Si has llegado a este post y va a ser tu primera vez en Viena, te recomiendo que antes leas “Una Intro a Viena” para ponerte un poco en situación y conozcas algunos datos curiosos e interesantes de la ciudad, lo que está claro es que si te gusta el arte y la cultura estás en la ciudad indicada para poner todos tus sentidos a funcionar ¡y gozar!

Ahora, ha llegado el momento de empezar con los imprescindibles de Viena, ¡que no son pocos!

 

NATIONALBIBLIOTHEK – BIBLIOTECA NACIONAL (SALA DE GALA)

Merece la pena básicamente porque es una pasada, es como transportarte a la biblioteca de Harry Potter. La biblioteca tiene más de 200.000 libros y manuscritos organizados por peso y tamaño, lógicamente los pequeños arriba y los tomos grandes cerca del suelo. Tiene una cúpula enorme con pinturas brutales en plan Capilla Sixtina, las típicas escaleras de madera corredizas, puertas que llevan a pasadizos secretos camufladas entre los libros… 😉

Se trata de la antigua Biblioteca de los Habsburgo edificada en la primera mitad del S. XVIII como ala propia de la residencia imperial del Palacio Hofburg. El acceso se realiza por un lateral del edificio, no por la escalinata central (que sería lo suyo porque es como más imponente). Te tienes que dirigir al Prunksaal State Hall en Josefsplatz 1 sino quieres que te pase como a nosotras que nos metimos en la recepción de la Biblioteca “moderna”, donde solo entran los socios que van a estudiar o a consultar bibliografía. De hecho, hay un cartel (el que tengo en la foto) que te explica cómo llegar al State Hall porque es bastante habitual la confusión y realmente está al lado. Precio 7€.

www.onb.ac.at

 

 

MUSEO ALBERTINA

El edificio con el techo voladizo y la escalinata ya impresiona. Alberto de Sajonia, yerno de María Teresa inició la mayor colección mundial de dibujos y grabados conocida como La colección Albertina. Hay obras de Durero (como el conejo que está a la entrada), Miguel Ángel, Picasso, Modigliani por supuesto Klimt, y artistas gráficos del siglo XX como Warhol. Coincidimos con una exposición de fotografía de un tal Alfred Seiland con fotos de los típicos carteles y neones de los 60 súper retro que la verdad nos gustó mucho.

No te dejan entrar con mochila, pero puedes dejarla en las típicas consignas metiendo 1 euro, y para el paraguas, tienen un sistema súper curioso para dejarlo enganchado y que nadie se lo lleve (mira el vídeo). La entrada cuesta 14€ y no te confíes con el tema de la hora porque cierran a las 18h00, excepto miércoles y viernes que alargan hasta las 21h00.

www.albertina.at

 

 

WIENER MOZART KONZERTE – CONCIERTO DE MOZART

 

Como os decía en el post anterior, el concierto de Mozart en el Golden Hall del Musikverein fue una de las mejores experiencias del viaje, ¿por qué? La verdad, yo no suelo ir a conciertos de música clásica, en todo caso me voy de festival, y este tipo de música tampoco me la pongo habitualmente en casa, total que no pensé que pudiera emocionarme tanto, incluso podría decir que fue una experiencia muy espiritual.

El nivel de disfrute de todas las piezas es sublime y es fácil se te pongan los pelos de gallina al escuchar tocar a los 30 músicos, perfectamente dirigidos por el director de orquesta – que era un cachondo- y que terminó el concierto haciéndonos juegos de palmas al ritmo de la música como si fuéramos niños, pero consiguiendo que todo el público participara: turistas de todos los rincones del mundo unidos por la música.

Como si fuera un auténtico concierto de Mozart, los músicos, y los dos solistas iban vestidos con trajes y pelucas de época barroca, y aunque prácticamente todo el repertorio es parte de la obra de Mozart, también escuchamos piezas de la dinastía de los Strauss como el mítico «El Danubio Azul» y «La Marcha Radetzky».

Como anécdota las sillas son de madera y bastante incomodas y ojo al buscar vuestro sitio porque no hay acomodador. Las 3 primeras filas son ABC y luego ya empiezan con los números, por lo que si tienes la fila 3 que sepas que no es la 3, que estarás en la 6.

Las entradas las sacamos desde Madrid, pero también se pueden comprar allí, hay que canjearlas en el mismo hall principal, una hora antes. Allí, compramos el programa y nos regalaron el CD por 6€.  Las entradas nos costarón unos 70€. El concierto empieza a las 8h15 y aunque no termina excesivamente tarde, ten en cuenta que estás en Viena y la oferta gastronómica a partir de las 10h30 se limita bastante. Hay un restaurante relativamente cerca de la sala que cierra tarde, tiene un poco de todo y de precio está bastante bien. Se llama  http://www.chilai.at/

www.mozart.wien

 

 

PALACIO BELVEDERE

Era la residencia veraniega de Eugenio de Saboya, y está formado por dos palacios. En el de abajo vivía y el de arriba lo utilizaba para las recepciones y fiestas, ¿no está mal, eh?

Nosotras entramos por la parte de arriba, por una zona que llaman los jardines alpinos, que tiene un estanque bastante grande que rodeas para llegar al Upper Belvedere que es donde se sacan las entradas (en un edificio lateral). Aquí depende de lo que quieras ver cogerás una entrada u otra, en nuestro caso solo queríamos ver la exposición permanente de Gustav Klimt, pues Belvedere presume de tener la mayor colección de obras del mundo de este artista.

Sinceramente vimos unas 10 obras, no muchas más…. Lo que tiene Belvedere y obviamente le da fama, es la joya de la corona de Gustav Klimt, el mágico “Beso” y con eso, el turista paga 15€ y en principio, se queda contento.

Para ahorrarte la cola recomiendan coger el ticket online, aunque nosotras no tardamos más de 5 minutos en sacarlas.

Si tienes tiempo la caminata del Upper Belvedere al Lower a través de los parterres y los estanques es una pasada, de hecho los jardines se han mantenido igual desde que se diseñó el palacio.

Como curiosidad si quieres comprar algún suvenir de Gustav Klimt estás en el sitio indicado: paraguas, bolígrafos, calendarios, libretas… Todo lo que te puedas imaginar ilustrado con alguna de las obras más famosas del pintor.

www.belvedere.at

 

 

 

WIENER STAATSOPER O BALLET – VISITA A LA ÓPERA

 

Esta es otra de las experiencias que más me gustó y que recomendaría a todo el mundo. Inaugurado en 1869 con la presentación de una obra de Mozart, el edificio de estilo renacentista es espectacular, sin embargo fue una decepción para los vieneses que esperaban algo más. El arquitecto se quitó la vida, y el segundo arquitecto tampoco puedo aguantar la presión y murió de un infarto, o eso cuenta la historia…

Hoy la Ópera de Viena es uno de los teatros más importantes del mundo, tiene un amplio programa con alrededor de 300 representaciones de primer nivel todos los años. Nosotras decidimos tirar la casa por la ventana y coger un palco para ver el ballet, y las entradas nos salieron por 150€, pero si no te importa ver la obra de pie y hacer cola podrás comprarlas desde 5€.

Si el edificio por fuera es impresionante, por dentro con las escalinatas de mármol, el impresionante vestíbulo, las lámparas, el salón de té… respira lujo y ostentación.

Para la ocasión el 80% de la gente va arreglada, hay algunas que (para mi gusto) se pasan y van vestidas como si fueran a entregar un Óscar, y otros que se nota que antes de hacer la maleta no tuvieron en cuenta que podían asistir a un espectáculo de este calibre. Con una americana, una camisa mona e incluso unos vaqueros iríais bien.

Total, que después de hacerte las pertinentes fotos en el vestíbulo, de subir la escalinata, llegas al palco y flipas con el auditorio que tiene una capacidad de 2800 personas. Por supuesto los asientos son de terciopelo rojo y tienes una pequeña pantalla con información sobre la obra: de qué va el argumento, quienes son los artistas, la compañía, etc… Nosotras vimos la obra de Giselle y todos los bailarines tenían un nivel impresionante, la verdad que se me pasó volado.

Como consejo, si coges entradas de palco lateral, intenta que sean las de 1ª fila, nosotras compartimos el palco con unas chicas que estaban en la 2ª fila y sentadas no alcanzaban a ver nada, estuvieron prácticamente toda la obra de pie…

https://www.wiener-staatsoper.at/en/

 


 

FREE TOUR

Como en todas las ciudades europeas recomiendo totalmente estos tours. Duran alrededor de 2 horas y para ubicarte, hacerte una idea del centro histórico de la ciudad, de sus monumentos más emblemáticos y del contexto está muy bien. Hay varias empresas que los organizan con mínimo dos salidas al día y el guía habla español. Nosotras teníamos muy buena experiencia de los free tours de Berlín (de hecho hicimos 3 temáticos), pero en este caso con el de Viena no tuvimos mucha suerte, fundamentalmente porque la guía no era la simpatía en persona, pero bueno nos enseñó lo que queríamos ver.

Como consejo intentar reservar plaza a través de la web porque normalmente se llenan y si vais en grupo puede ser que os digan que lo tienen lleno. Como ya sabéis en este tipo de tours se paga la voluntad, según lo que os haya parecido, normalmente nosotras damos 10€ por persona, pero si no te convence puedes darle 5€ y a correr.

¿Qué vimos? El Castillo Imperial de Hofburg con las Caballerizas, la plaza de los Héroes, Plaza Michaeler, la famosa calle comercial Graben, la Catedral de San Esteban, la Casa de Mozart, el barrio judío… Eso sí, todo por fuera, no se entra a los monumentos.

 

¿QUIERES DAR POR TU CUENTA UN PASEO POR LA CIUDAD Y VER LO MÁS IMPORTANTE?

¡Toma nota de este itinerario!

 

Partiendo de la Ópera (1) vas dando un paseo por Kärntner Strasse hasta uno de los edificios más emblemáticos, la Catedral de San Esteban (2). Si quieres aquí puedes acercarte a visitar la Casa de Mozart (yo no entré) (3). Seguimos el paseo por las calles Graben y Kohlmarkt donde es difícil no pararse en alguno de sus escaparates hasta el Palacio Imperial (4). A continuación, encontramos Heldenplatz con vista al Parlamento y al Ayuntamiento (5). A través de la puerta Burgtor llegamos al museo de Historia ( Kunsthistorisches) y un poquito más adelante al Barrio de los Museos (6) que alberga entre otros, el Leopold, la Kunsthalle, el Museo de Arte Moderno, etc.

Bajando por la calle Getreidemarkt llegamos a la Secesión (7) con la cúpula de hojas doradas. Atravesamos el pasaje por debajo de la plaza de Karlsplatz (cruce de líneas de metro) y llegaremos a Künstlerhaus (8) pasando por la Musikverein, sede de la orquesta filarmónica de Viena. Al frente la iglesia barroca de San Carlos (9) con su llamativa cúpula. Ahora atravesando la calle Lothringerstrasse pasando por Konzerthaus (10), hacia el parque Stadtpark con el Kursalon y la estatua dorada de Strauss (11). Finalmente cruzamos la Avenida del Ring hacia la calle Seilerstätte en la que encontramos la Casa de la Música (12). Y volvemos a Kärntner Strasse hacia el museo Albertina (13).

 

 

BARRIO DE LOS MUSEOS Y LEOPOLD MUSEUM

El Leopold Museum está ubicado en el Barrio de los Museos (MuseumsQuartier de Viena o por las siglas -MQ-) en lo que eran las antiguas caballerizas imperiales.

Es la zona más grande en el corazón de Viena para pasar el rato tranquilamente, tomarse algo en alguno de sus cafés o museos, descansar en alguno de los módulos morados que le dan color a uno de los patios… Y una de las superficies más extensas del mundo dedicada al arte y la cultura contemporáneas. Hay 60 instituciones entre ellas el Leopold Museum donde pudimos ver una de las mejores exposiciones dedicada exclusivamente a Gustav Klimt. Un fantástico viaje a través de su vida y su obra, pero creo que era una exposición temporal.

www.mqw.at

 

 

PALACIO DE SCHÖNBRUNN

 

Fue durante muchos años la residencia de verano de la familia imperial y como verás por las fotos no se lo montaban nada mal. Yo creo que junto con Hofburg es una de las visitas imprescindibles y eso que ¡yo no entré! Os cuento, resulta que se nos hizo un poco tarde, llegamos al palacio como a las 16h30 sin saber que cerraban a las 17h30. No nos daba tiempo a verlo por dentro… pero no importó, el enclave es alucinante y merece la pena darse una vuelta por los jardines.

La entrada es gratuita y se accede por los laterales del palacio. Una vez en la parte trasera del palacio puedes subir la pendiente de la colina (que se las trae…) hasta otro precioso edificio de arcos y columnas que recompensa el esfuerzo con unas vistas preciosas y una cafetería donde te cobran lo que no está escrito por una botella de agua.

En este espacio también puedes visitar el famoso zoológico y el museo de carruajes. Nosotras con disfrutar de la caminata y las preciosas vistas tuvimos suficiente, pero como os digo creo que el palacio por dentro también merece la pena.

¿Para llegar? Súper cómodo con el metro. Unos 25 minutos desde el centro.

https://www.schoenbrunn.at/en/

 

 

 

PALACIO IMPERIAL DE HOFBURG Y MUSEO DE SISI

Lo cierto es que no íbamos a visitar el palacio porque ya habíamos hecho el recorrido del complejo ( la Biblioteca, la escuela española de equitación, el patio de los suizos, la capilla, el coro de los niños cantores de Viena, etc.) con el free tour, pero finalmente nos animamos porque nos llamaba la atención la historia de Sisí y cotillear los apartamentos imperiales.

No sé si habéis tenido la oportunidad de ver las películas basadas en la vida de Isabel de Baviera protagonizadas por la actriz Romy Schneider. Pues como en todas las películas hay mucho de película y poco de realidad. Es cierto que era una reina muy guapa, que lo tenía todo, pero no era feliz. Era una mujer depresiva, y antisocial que nunca llevó bien adaptarse a la vida en la corte de Viena y se escapaba siempre que podía a sus diversos palacios.

Pues si quieres conocer un poco más sobre su vida, sobre ella, en el Palacio de Hofburg hay un montón de objetos personales, vestidos, recortes de periódico de la época y te cuentan perfectamente su vida.

La visita incluye audioguía en español, que te va explicando todo. Empezando por la Platería donde se exponen las lujosas cristalerías, objetos de plata y porcelana, utensilios de cocina y mantelerías procedentes de la cocina imperial. Después pasas a la exposición sobre la vida de Sisi y terminas visitando los apartamentos imperiales donde vivieron ella y su marido, el emperador Francisco José. ¿Sabías que la emperatriz estaba tan obsesionada con su belleza que al cumplir los 30 años ya no se dejaba retratar?

Precio Adultos: 12,90€

 www.hofburg.wien.info

 

 

¿QUÉ MAS?

Merece la pena acercarse hasta Hundertwasser Haus, un edificio de viviendas muy curioso con la fachada de colores y en relieve, ver el Reloj Ankeruhr y el desfile de figuras con música en Hoher Markt 10/11.  Visitar Prater el parque de atracciones para ver la mítica noria gigante, probar la tarta Sacher, comer un perrito en Bittringer, probar un vino blanco dulce ¡están buenísimos! y como experiencia final…

¡UN PASEO EN CALESA DE CABALLOS!

Aunque parezca un poco turístico, este paseo de unos 20 minutos por el centro de la ciudad es my auténtico. Los edificios y en general, la esencia de la ciudad se ve desde otra perspectiva subido en una carroza imperial. Nosotras tuvimos la suerte de hacer el tour con Riding Dinner Austria y lo mejor, nos invitaron a conocer los establos y así poder ver más de cerca el trabajo que realizan diariamente con los caballos, cómo los cuidan y los preparan.  Se trata de una empresa familiar que pone en valor sus caballos y su cuidado, pues ellos mismos son quienes educan y entrenan a los cocheros y a los caballos. Tienen dos establos en Viena y una granja de caballos con más de 10 hectáreas donde entren a los caballos y les preparan grdualmente para su trabajo en el centro de la ciudad, también es ahí donde los caballos retirado pueden pasar el resto de su vida y los que están trabajando van de vacaciones.

Es importante que a la hora de escoger entre una u otra empresa, nos fijemos sobre todo en una cosa, que los caballos estén bien cuidados.

 

Espero que estas experiencias os ayudaren a organizar vuestro programa por Viena y si tienes alguna consulta, no dudes en escribirme a hola@lovelyviajes.com, estaré encantada de echarte una mano.

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *