Descubre Sarajevo

Escrito porLady Pekimpac octubre 23, 2016

Después de leer mucho sobre el conflicto, la primera sensación al entrar en Sarajevo es difícil de explicar. Ubicada en un valle de altas y verdes montañas, llamadas aún Olímpicas debido a los Juegos de Invierno del 84, sus laderas están salpicadas de casitas de poca altura y de cementerios llenos de lápidas con grandes cruces blancas.

No es difícil imaginarse lo fácil que debió ser para los serbiobosnios sitiar la ciudad, pues el enclave lo permite. Después de los bombardeos a los que estuvo sometida durante tres años, casi toda la ciudad quedó derruida, pero nada más bajarnos en la estación de autobuses, te das cuenta de que Sarajevo todavía tiene mucho de la antigua Yugoslavia. Aunque solo estamos a mediados de octubre hace frío, y las colinas están teñidas de blanco de la nieve que ha caído.

Sarajevo fue la primera ciudad europea en tener un sistema público de tranvía y la segunda del mundo después de San Francisco. En 1885, la capital sirvió como “conejillo de indias” a los austro-húngaros que probaron la invención americana antes de instalarla en Viena. También se puede apreciar este “carácter austriaco, mas señorial” en alguno de los edificios que evocan un Sarajevo más al estilo europeo, y en muchos de ellos es fácil descubrir como los agujeros de misiles y balas han sido cubiertos.

Sorprende el gran contraste que empieza a notarse en la ciudad, pues aunque todavía esta empezando a florecer, en la calle principal se puede encontrar desde un Mango a un súper centro comercial de diseño. Si seguimos avanzando hacia el interior llegamos al corazón del Sarajevo antiguo, también conocido como Baščaršija (Bashcharshiya). Es como volver a la época medieval, cuando todavía gobernaba el Imperio Otomano, de hecho es bastante significativo como hoy por hoy sus callejuelas siguen organizadas por oficios artesanales, pero donde encontraras souvenir típicos de la ciudad, y restaurantes de comida rápida como las pitas, grandes hojaldres rellenos que rellenan de diferentes cosas desde queso, espinacas, carne…, y además de barato ¡están buenísimas!

      

 

¿Qué ver en Sarajevo?

  • El puente Latino, sobre el rio Miljacka del siglo XVI donde se cometió el asesinato del archiduque y su mujer.
  • La Biblioteca Nacional o antiguo City Hall, todo un simbolo de Sarajevo y el edificio árabe más bonito de la capital, muy parecido a nuestra Mezquita de Córdoba, si le echas imaginación claro. Por desgracia durante los bombardeos del 92 se estima que el 90% de los libros y manuscritos de incalculable valor fueron destrozados. Actualmente se encuentra bajo reconstrucción.
  • Brusa-Bezistan, un edificio cuya estructura fue un mercado de seda y muebles de pequeño tamaño, hoy parte del Museo de Sarajevo.
  • Alifakovac es uno de los más antiguos y bellos cementerios musulmanes. También se le conoce como Musafir que es el nombre en turco de viajero, pues los que morían eran también enterrados aquí.
  • Sebilj (la antigua y tradicional fuente en Baščaršija).
  • El Museo Nacional de BiH, y el Museo Judio
  • La casa Svzro, uno de los más bellos ejemplos de la típica construcción del Imperio Otomano en Sarajevo.
  • Dobrinja – El tunel Butmir o tunel de la esperanza. Representa un símbolo de resistencia frente a los tres años de asedio que vivió Sarajevo y sus ciudadanos. Con 720 metros de largo, el tunel era la única conexión con el mundo exterior. Actualmente se puede visitar convertido en museo.
  • La Iglesia ortodoxa de la Santa Madre, la Sinagoga Ashkenazi, la Catedral del Sagrado Corazón de Jesús, donde se encuentra la tumba de Josip Stadler, arzobispo de Bosnia y de quien se esta estudiando su beatificación.
  • Las Mezquitas del Emperador y Gazi Husrev Bey´s.

 

 

 

You may also like