Campos de Lavanda

Es el momento de confesarlo, cada vez que paso cerca de una planta de lavanda tengo que tocarla. Y no sé por qué, pero el olor que deja en la mano me resulta completamente adictivo. No hace falta que a ti te pase lo mismo para hacerte una escapada hasta los campos de lavanda de Brihuega, son una experiencia no solo olfativa, sino visual.

A una hora y media desde Madrid, en la zona de la Alcarria -sí, eso es Guadalajara- se encuentran los campos de lavanda más grandes de la península, con 2000 hectáreas de superficie. Cuando la lavanda está en flor -como ahora- el espectáculo está garantizado. Kilómetros de estrechos pasillos verdes y morados despliegan todos sus encantos ante curiosos y turistas que nos acercamos hasta esta zona a contemplar el singular paisaje. La zona cobra especial interés al caer la tarde, cuando el sol empieza a teñir los campos con un resplandor mágico y el cielo va tornándose rosado. Como veréis por las fotos, el escenario es una pasada.

 

 

ACTIVIDADES

Aunque puedes acercarte por tu cuenta a conocer los campos (pongo al final la dirección), nosotras contratamos por 3€ una visita guiada de 45 minutos con la Asociación Turístico Cultural Britur Alcarria. Está muy bien si quieres conocer la historia de la lavanda y el proceso de elaboración de este producto, también realizan senderismos y visitas a las destilerías de la zona. Por si esto fuera poco, durante todo el mes de julio en Brihuega celebran el festival de la lavanda con un programa de actividades relacionadas con la floración de la lavanda muy interesante, tienes desde vuelos en globo, parapente, clases de yoga, y por supuesto, las visitas guiadas a los campos…

 

LA VISITA

Nuestro punto de encuentro fue la gasolinera que está a la entrada de Brihuega. Desde aquí seguimos al guía -cada uno en su coche- hasta los campos, donde mientras paseamos entre las hileras de lavanda el guía nos fue explicando todos los detalles y curiosidades de este cultivo: reproducción, plantación, variedades, cultivo, siega, usos…, etc. Aunque no lo parece, en estos campos hay hasta 4 variedades plantadas de lavanda, siendo la súper, la más estilizada.

Normalmente la recogida suele ser a finales de julio, pero este año van con retraso y no se hará hasta mediados de agosto, así que todavía estás a tiempo para hacerte una bonita excursión.

 

 

 

LA LAVANDA

Para los que queráis saber un poquito más sobre esta planta deciros que ya en la antigüedad la utilizaban como hierba lejante en los baños. De hecho la etimología de la palabra viene de lavare (lavar), aunque también hablan de una variante, lividus que significaría azulado… El tema es que ha sido una de las plantas silvestres más utilizadas en los países mediterráneos porque es muy fácil de cultivar, hablan por ejemplo de que los franceses ya en el s. XVII la empezaron a utilizar por sus propiedades fungicidas y cicatrizantes.

En Brihuega se han dado cuenta de que la lavanda, además de ser más fácilmente cultivable, es mucho más rentable que por ejemplo el cereal. Con una vida media de 13 a 14 años, la lavanda no da prácticamente problemas. La floración se produce desde el 3º año hasta el 9º, y lo normal es que no necesite riego, ni fertilizantes, ni fungicidas. Solo hay que arar y segar una vez al año. Lo curioso es que nada mas cortar la flor empieza a fermentar, por lo que es importante tener una destiladora cerca, -en Brihuega tienen dos- y de todo lo que se destila, en Brihuega se exporta el 60%.

Entre los usos más comunes de la lavada se encuentran: calmante para los nervios, somnífero suave contra el estrés, el insomnio, nerviosismo, para las infecciones de la piel, el olor a pies, contra la caída del cabello… Además se usa para farmacia, aromaterapia, legías, perfume…

 

 

 

 

6 CONSEJOS PARA TU VISITA A LOS CAMPOS DE BRIHUEGA

  1. Si te gusta la fotografía por supuesto no te olvides de coger la cámara porque las fotos que se pueden hacer, son una maravilla.
  2. Intenta llevar calzado cómodo y a poder ser cerrado, sobre todo si vas a andar entre las hileras de lavanda pues la tierra está llena de piedras y resulta bastante incómodo.
  3. Vestir de blanco. Me sorprendió ver a mucha gente vestida de blanco, se ha puesto de moda por el Festival de Lavanda, pero no es obligatorio, si es cierto que las fotos quedan más bonitas.
  4. Respeta el campo. Eso quiere decir que intentes que tu paso por estos campos no se note. No tires basura, no pises la lavanda ni la arranques.
  5. Si vas a ir por la tarde o a mediodía, ten en cuenta que en julio pega bien el sol y que no hay practicamente árboles que den sobra. Llévate protector solar o una gorra, canotier, pamela… Algo para cubrir la cabeza.
  6. Si eres alérgico a las abejas ten mucho cuidado porque está lleno de ellas y son muy necesarias. Vas a oír perfectamente sus zumbidos, así que no te pongas nervioso – aunque al principio es difícil- con el paso de los minutos te acabas acostumbrando y si las respetas no tienen por qué picarte. Intenta no molestarlas, pero ándate con ojo.

 

 

¿QUÉ HACER EN BRIHUEGA?

 

Si estás muy interesado en el proceso de elaboración del aceite esencial de la lavanda, lo ideal es combinar la visita a los campos de lavanda con la visita a una de las destilerías de Brihuega, donde con diapositivas y vídeos te explican todos los pasos que intervienen en su producción.

Tampoco puedes irte sin visitar el pueblo, lo engalan para la ocasión de tal manera y mimo que da gusto perderse por sus calles. Paraguas morados colgados de los balcones, cenefas decorando puertas, adornos en todos los tonos de morado decorando cada fachada, moquetas moradas adornando las plazas, y una calle principal que te da la bienvenida en varios idiomas.

Para poner la guinda final a una visita muy aromática, no puede falta una buena cena. Cenamos en el Restaurante La Peña Bermeja y fue un acierto total. Las ensaladas con fruta están súper ricas, y el espacio no podía ser más acogedor.

 

 

 

LOCALIZACIÓN DE LOS CAMPOS DE LAVANDA

  • CM-2005 dirección Sigüenza y GU-925 dirección Malacuera o Solanillos del Extremo
 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *