10 Imprescindibles en Berlín

Si es la 1ª vez que visitas esta impresionante ciudad te recomiendo que antes de los imprescindibles leas Descubriendo Berlín para que hacerte una idea, así a grandes rasgos, de cómo es y cómo funciona la capital alemana. Información golosa de esa que no aparece en las guías y que te ayudará a no parecer el típico turista. 😉

Y ahora volviendo a lo que toca, hay mucho, mucho que ver en Berlín, de hecho es de las ciudades donde probablemente -a no ser que estés allí 10 días- vas a tener que sacrificar algo y con la excusa ¡volver más adelante! Y no te preocupes porque seguro que cuando vuelvas algo nuevo te estará esperando, ¿la razón? Siguen reconstruyendo Berlín. Tras los bombardeos de la II Guerra Mundial la ciudad quedó arrasada al 50% y solo con la unificación alemana en 1990 empezaron las obras para reconstruir la ciudad. Te sorprenderá la cantidad de grúas que hay por el centro, eso sí, la están dejando muy mona (para lo que son los alemanes con el diseño) y parece que no escatiman.

 

1) LA CATEDRAL DE BERLÍN (BERLINER DOM)

 

 

Está ubicada en la Isla de los Museos nada más cruzar el río Spree, frente a un precioso jardín conocido como Lustgarten donde si hace buen tiempo, la gente se sienta tranquilamente a pasar el rato. Como muchos de los edificios de la ciudad la catedral quedó arrasada por una bomba y no fue hasta el 2002 cuando terminaron su reconstrucción.

Merece la pena entrar por 2 cosas: las preciosas vistas 360º de Berlín que ofrece la terraza exterior de la cúpula (prepárate para subir y bajar unos cuantos escalones) y porque con un poco de suerte puedes ver ensayar al coro de la catedral -como me pasó a mi- y ¡son muy buenos! Por lo visto la catedral está considerada como una sala de conciertos más, debido a su buena acústica, y llega a albergar bajo su espectacular cúpula hasta 100 conciertos o eventos musicales al año.  Precio:  7€ entrada.

 

2) VISITA A LA CÚPULA DEL PARLAMENTO (Edificio del Reichstag)

¡Información importante! Solicita las entradas con tiempo porque hay que pedirlas a través de la web oficial del Bundestag y se agotan. La web es esta -> https://visite.bundestag.de/BAPWeb/pages/createBookingRequest.jsf?lang=en Tendrás que seleccionar día y hora de visita y facilitar el nombre y apellidos de las personas que te acompañan. La semana siguiente recibirás un correo con la confirmación que te piden imprimir y enseñar en la entrada. Que no cunda el pánico, si te has quedado sin entradas,  muy cerquita del acceso principal al edificio del Reichstag (cruzando la calle en frente de la parada del 100) hay una pequeña caseta donde podrás solicitar las entradas, eso sí, no sé si pueden ser para el mismo día o para la misma semana…

La cúpula de cristal rediseñada por Norman Foster está sobre la Sala de Plenos del Parlamento y se accede en ascensor. Una vez sales te facilitan una audioguía interactiva pues a medida que vas ascendiendo por la cúpula te va narrando los edificios que se van viendo y su historia. Merece la pena la visita porque la cúpula de cristal es espectacular por dentro y por las vistas panorámicas.  Como dato curioso, en Alemania el parlamento se reune cada 5 años para elegir al presidente alemán –el jefe de Estado de Alemania, Frank-Walter Steinmeier- que no es lo mismo que el canciller que sería Ángela Merkel. Visita gratis.

 

 

3) PUERTA DE BRANDEBURGO (BRANDENBURGUER TOR)

Acabo de escribir el nombre y me ha sonado raro… Yo digo Brandemburgo, y por lo visto también se puede decir así, pero la forma correcta es Brandeburgo. Esta puerta era una de las 18 puertas de entrada a la ciudad, y la única que sigue en pie. Hoy es uno de los iconos de la ciudad de Berlín, junto con el Oso, el Ampelmann (el señor del semáforo que tiene tienda propia), los trabbis (los coches comunistas) y por supuesto El Muro de Berlín… Durante la época del muro quedó en tierra de nadie, de hecho se puede ver en fotos antiguas como el muro pasaba por delante, hoy es el símbolo de la reunificación alemana y donde se celebran los eventos más importantes.

 

 

De hecho, a mi me coincidió con el mundial de fútbol y el despliegue no era pequeño. Habían montado una pantalla gigante con gradas y un montón de puestos de bebida justamente detrás de la Puerta, lo que está muy bien para la gente que le gusté el fútbol, pero a mi que me da un poco igual, lo único que pensaba era que no había manera de hacer una buena foto sin que saliera el montaje deportivo detrás.

La Puerta está situada entre la plaza de París, donde se encuentra el lujoso hotel Adlon famoso por las polémicas imágenes de Michael Jackson sacando a su bebé en brazos por una de las ventanas y el inicio del parque Tiergarden. También es el punto de encuentro de casi todos los free tours de la ciudad y a las horas que suelen empezar se pone hasta arriba de grupos. Si quieres hacer uno de estos tours, te lo recomiendo 100% , ¡ya sabes donde tienes que ir! Yo me hice el tour gratuito de Berlín, y luego pagando el Berlín Alternativo (me encanto) y el del campo de concentración de Sachsenhausen (duro, pero muy bien también).

 

 

4) PARQUE TIERGARTEN

Es el pulmón verde de la ciudad, y parece mentira porque durante la II GM muchos de los árboles se talaron para combatir el frío invierno… La mejor manera de conocer el parque es alquilando unas bicicletas, pues andando se puede hacer un poco pesado de lo grande que es, sobre todo si no te sobran los días en la ciudad. Otra alternativa es coger el autobús número 100 o el 200 que te llevan hacia el zoo, pasando antes por el Monumento Nacional a Bismarck o la Columna de la Victoria (impresiona cuando sale el sol por cómo brilla). Me chocó que una de las veces que atravesábamos el parque en el bus, en una de las zonas había mucha gente literalmente “en bolas”, después he leído que hay zonas del parque para nudistas.

 

5) MONUMENTO A LOS JUDÍOS DE EUROPA

Con unas dimensiones impresionantes, y muy cerquita de la Puerta de Brandeburgo, el monumento es un homenaje en memoria a los judíos asesinados en Europa. Está formando por 2711 bloques de hormigón a diferentes alturas y sobre el suelo irregular. A mi me impresionó bastante recorrer los pasillos que pueden parecer un laberinto de losas a modo de cementerio. Debajo del monumento, hay un centro de información gratuito que merece la pena ver, y donde recomiendo coger la la audioguía porque te va narrando toda la historia de la política del III Reich así como del exterminio. Hay una parte muy conmovedora donde aparecen las historias de varias familias judías de diferentes nacionalidades relatando la suerte que corrieron sus integrantes, así como los testimonios que dejaron a través de cartas y notas desesperadas. Visita gratis. Audioguía 3€

 

 

6) CHECKPOINT CHARLIE

Para mi fue una especie de parque temático pequeñito. Se trata de una calle donde se puede ver uno de los pasos fronterizos más famosos entre Berlín del Este y del Oeste. Durante el día hay un par de actores disfrazados de militares de la época y por unos euros te puedes hacer la foto con ellos delante de la pequeña cabina. También hay un cartel muy grande indicando que estás entrando en el sector americano y la foto del último soldado que dejó el puesto tanto del lado americano como soviético. Para variar los americanos no han dejado escapar esta oportunidad y han explotado la calle a tope con un Mcdonald, un KFC… etc.. Visita gratis, foto 3€

 

 

7) POTSDAMER PLATZ

Parece mentira, pero tras la caída del muro en el 89 está zona era un erial de 2o hectáreas situado en pleno centro urbano, nada había sobrevivido a la guerra. Como es de esperar despertó la codicia de las multinacionales y ahora puede alardear de ser la plaza más nueva de Europa. Está llena de edificios nuevos muy modernos y súper fotogénicos. Hay varios centros comerciales entre ellos el Sony Center que es un laberinto de cristal y donde merece la pena acercarse al caer la noche para ver la como cambia de color la cúpula y ya de paso cenar en alguno de sus restaurantes. Muy cerquita está el Legoland, o el Teatro Stella, sede del Festival de Cine de Berlín.

 

 

 

8) TOPOGRAFÍA DEL TERROR

Este museo se ha contruido donde entre 1933 y 1945 se ubicaban las oficionas de la policía secreta estatal (la Gestapo) y las escuadras de seguridad (las SS). En el 1986 se desescombraron los sótanos que habían servido de calabozos de la Gestapo y al año siguiente con motivo del 750 aniversario de Berlín se montón una exposición en las ruinas titulada “Vigilancia, persecución y asesinatos sufridos por toda Europa bajo los nazis”. Hoy es un museo que narra la historia del nacimiento, la caída del Reich y del nazismo. Me impresionó bastante no solo por toda la documentación que hay de la época y fotografías, también porque al lado se puede ver parte del auténtico muro. Visita gratis.

 

 

9) EAST SIDE GALLERY

Con 1,3 kilómetros, es la galería de arte al aire libre más grande del mundo. Se trata de una parte del auténtico muro en la que se pueden encontrar un montón de murales que fueron pintados tras la guerra fría y que reflejan multitud de acontecimientos relacionados con el muro. En 1990 fue dividido en parcelas que se asignaron a 118 artistas de 21 países. De los murales más famosos está el Beso Fraterno que se dan en los labios Breshnev (izquierda) y Honnecker (drecha). Como nadie se hizo cargo de su mantenimiento al final con el tráfico y las pintadas de gente esta parte era un horror, hasta que uno de los artistas consiguió financiación por parte de la industria de la laca y se restauraron y protegieron 43 paneles.

 

10) ALEXANDERPLATZ

Esta plaza conocida como “Alex” por los berlineses (en honor al Zar Alejandro I) era el centro neurálgico del antiguo Berlín del Este y hoy día, aún con lo grande que es, sigue siendo muy bulliciosa debido a la cantidad de tiendas, centros comerciales y restaurantes que tiene y de la estación. Hay que ver el Reloj de la Hora Mundial y es inevitable ver la La Torre de la Televisión de Berlín (Fernsehturm) y no dejarse sorprender por sus 368 metros de altura. Una torre construida en el 69 para mostrar la superioridad del comunismo sobre el capitalismo.

 

 

10 imprescindibles que no pueden faltar en tu visita a Berlín. ¿Ya tienes fecha de viaje?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *